La pérdida de alguien

on martes, 20 de marzo de 2012

morir vivir rosa negra


Hablar de morir es hablar de vivir:

Es la reacción normal tras la pérdida de un ser querido. Supone un proceso más o menos largo de adaptación a una nueva situación.
Elaborar el duelo significa ponerse en contacto con el vacío que ha dejado la pérdida, valorar su importancia y soportar el sufrimiento y la frustración que conlleva.
Integrarlo es todo un proceso que tiene como intención reconocer el dolor que nos produce la pérdida, aceptar las ausencias, manifestar el dolor e iniciar el camino de regreso a la realidad y a nuestro propio orden de las cosas, reacomodar todos aquellos asuntos que quedaron dispersos, resolver pendientes...llenar nuevamente los espacios.

Fuente: desconocida

4 comentarios:

Samotracia dijo...

La vida misma es un proceso. Estás adaptándote continuamente a dejar entrar y salir gente de ella.
Perder a un ser querido es aprender a vivir sin una parte de tí. Es tan doloroso que nunca te acostumbras, sólo te adaptas.

Duna dijo...

El comentario anterior es muy cierto, nunca te acostumbras, sólo te adaptas.
El tiempo todo lo cura y es el único que permite ver las cosas de otra manera y que "duela menos". Un saludo

Antonio dijo...

Nunca te acostumbras, solo te adaptas. Tristemente cierto.

GARCEG dijo...

Acabo de encontrarme con este blog.
Mi comentario a este post es que ante la muerte de un ser querido el mundo se detiene. Y es cierto que la vida sigue, pero por otro camino distinto al que llevábamos..., los grises se acentúan y la luz cambia. Y nos adaptamos. A veces mirando con una media sonrisa nuestra vida anterior.

Publicar un comentario

Siéntete libre para dejar un comentario ¡Que no se os olvide poner vuestro nombre! :)